Alta Fulla   |   Catálogo general   |  Libros en catalán   |   Distribución   |   Pedidos   |   Correo

 

Alardo Prats y Beltrán
Tres días con los endemoniados. La España desconocida y tenebrosa

A. Prats y Beltrán (1903-1984) estudió Filosofía e Historia en la Universidad Gregoriana de Roma. Cursó periodismo en la escuela de El Debate, etapa en la que se produjo un cambio radical en sus ideas, apareciendo de repente como un enfervorizado libertario, anticlerical e irreligioso. Viajó a Madrid, donde trabajó de redactor en La Libertad y El Sol, al tiempo que ejercía de corresponsal de numerosos periódicos. Escribió libros sobre temas históricos, políticos y literarios. En las tertulias literarias trabó amistad con los principales escritores de su época. Exiliado a Francia tras la Guerra Civil, viajó a La Habana y se estableció en México. Ejemplo de la diáspora causada por la derrota, hubo de desarrollar en otras tierras su vitalidad y entusiasmo, su fecunda labor como escritor y periodista, lo que nos ha privado de su obra más sosegada. En este libro-reportaje, que obtuvo gran resonancia y mereció los elogios de Azorín por su técnica narrativa, el autor describe los rituales de exorcismo que tenían lugar en el santuario de la Balma. En ellos, en las fiestas, en la romería y hasta en el mismo santuario, Prats veía un pretexto para organizar aquelarres y rituales tenebrosos que sólo perpetuaban la ignorancia y la superstición de las gentes. Y acusaba a los presuntos culpables: la Iglesia, el poder constituido... La obra es un magnífico y chispeante testimonio de la época y del lugar, una fuente veraz de información cuyas descripciones coinciden fundamentalmente con las de autores más comedidos de la época y de otros que después se han ocupado del tema a partir de relatos de testigos presenciales. Prohibidos durante la República, los exorcismos de la Balma sólo acabaron cuando, tras la contienda, un guardia civil, siguiendo órdenes superiores, se plantó en el acceso al santuario y espetó: «¡Aquí no pasa ni dios!»

  Acceso al Prólogo de Àlvar Monferrer

Imagen del libro "Tres días con los endemoniados"Imagen del libro "Tres días con los endemoniados"
Madres que presentan sus hijos, no mayores de dos años, y ya «endemoniados», ante la imagen de la milagrería   |   Rosarito Usó Petit, la niña «endemoniada» de las alquerías del niño perdido.